14.5 C
San Fernando del Valle de Catamarca
InicioSociedadFiguritas del Mundial: sin stock en los kioscos, en la web ya...

Figuritas del Mundial: sin stock en los kioscos, en la web ya las cobran 50% más

Las figuritas del Mundial de Qatar 2022 son tendencia, pero no por la venta sino por la falta de mercadería. En la Ciudad, los kiosqueros están agazapados y con el olfato entrenado. Cuando entra un interesado se anticipan: “No tenemos más figuritas, estamos ansiosos esperando que el distribuidor nos reponga”.

Los kioscos de revistas sobre avenida Santa Fe, en Plaza Italia, se pusieron de acuerdo para poner una cartulina: “No pregunte por figuritas, no vendemos”. Y hasta en los locales de quiniela y lotería se hicieron eco de la decepción de jóvenes y adultos que, desconcertados, ya no saben adónde ir a buscar.

“No sabés la bronca que hay con los fabricantes de Panini, que arrancaron con un lote escaso, calculo que para estimar el interés o crear un clima. Yo llevo 30 años como kiosquero y nunca vi algo similar con las figuritas. En cuatro horas vendí 500 paquetes. Un señor solo me llevó 5 álbumes y 100 paquetes, se gastó como 20 lucas. Y yo giré 50 mil pesos al distribuidor, me tenían que llegar más este miércoles y me pidió paciencia”, describe Fernando Zubietto, que atiene un local en la calle Fitz Roy.

En un relevamiento que hizo Clarín por 20 kioscos de Villa Crespo, Colegiales, Almagro y Palermo, el común denominador fue el mismo: no hay álbumes ni figuritas. “Hay una compulsión por la compra de estas figuritas que no había vivido como comerciante”, desliza Atilio Fornari, en su local de Humboldt y Charcas.

El Álbum de figuritas de Qatar 2022, difícil de conseguir en los negocios porteños.

“Valen 150 pesos, casi el doble que las de Minions, Fornite, Pokemon, Naruto y Sonic, que cuestan 80 mangos. Y también me sorprende el cliente, porque hay muchas mujeres y adultos, calculo que padres que compran para ellos y para sus hijos, cosa que no sucedía antes. No te exagero, hoy no menos de 40 personas entraron a preguntar por las figuritas y te juro que mi decepción es mayor a la del interesado”.

Con una sonrisa, Jonathan –vendedor venezolano– se disculpa por no contar con figuritas ni álbumes a una madre con dos adolescentes angustiados. “La verdad es que venimos insistiendo con el distribuidor pero es una incógnita, no te saben decir cuándo ni qué cantidad”, le responde a la mujer ante la presencia de Clarín.

“Desde Scalabrini que venimos caminando y pasamos por una docena de kioscos”, le devuelve Nora, que se encuentra con sus hijos Román (15) y Rosina (13), sobre la avenida Juan B. Justo en Pacífico. “El lunes compramos siete paquetes, el álbum no lo conseguimos, así que las tenemos ahí, en los sobrecitos. Y me tienen loca que quieren, que caminemos más”, exclama la mujer.

Panini realiza los álbumes del Mundial desde México 1970.

“Queremos llenar el álbum rápido porque en el colegio te regalan una camiseta y un short de la Selección a los primeros tres que lo consigan“, hace saber Román, que le insiste a la madre de recurrir a Internet, donde la disponibilidad es más amplia. “Sí, qué vivo, ¿sabés cuánto sale por ahí?”.

Recorriendo la web, el universo es tan amplio y variado como sorprendente. En Mercado Libre se oferta el álbum completo con las 638 figuritas para pegar a 36 mil pesos. Un álbum más 20 sobres a $ 5.490, 10 paquetes a $ 2.500. También se vende individualmente: la figurita de Cristiano Ronaldo a $ 1.150, el escudo de Alemania a $ 800 y el portugués Bruno Fernandes a $ 500. Es decir que como mínimo cuesta un 50 por ciento más.

​En Instagram el punto de atracción es un interrogante: “¿Qué esperás para llenar tu álbum de Qatar? Sobres oficiales y al mejor precio. Todos los medios de pago”, tienta el usuario @figus_qatar. Otro, @qatar2022figus postea imágenes de ídolos con un precio inicial ($ 300) y, como si fuera una subasta, las vende al mejor postor. Cada interesado sube 50 pesos hasta que llega a un límite. Se percibe la ansiedad de los interesados, que llenan de preguntas al oferente.

Los especialistas sostienen que nunca hubo un furor como el de ahora por el álbum de figuritas.

“Lo que está pasando en Internet con este mercado paralelo es una locura, porque hay mucho especulador y oportunista que se aprovecha de la necesidad emocional del coleccionista”, cuenta Luis Sotres (50), comerciante y coleccionista. “Hay una anarquía total, pueden pedir cualquier cosa. A mí me pidieron por el escudo de AFA $ 5.000 y a un conocido $ 50.000 por una de las figuritas Gold, extras, que van por fuera del álbum”.

La alegría de completar el álbum de figuritas

Sotres habla con Clarín y cuenta con alegría que acaba de completar el álbum sin recurrir al mercado de la web. “Estoy en el palo y desde hace mucho que venía esperando el álbum de Qatar, por eso hace un tiempo hice un depósito de $ 120.000 como parte de una preventa y el viernes un mayorista me entregó una caja con 1.000 sobres. Ahí pude completar el equipo argentino y después compré 10 packs de 25 sobres cada uno y acabo de completarlo. Contento es poco”.

El comerciante cuenta que le encargaron cuatro álbumes, por eso dice que está apurado, ya que lo esperan en un café para canjear figuritas. “Soy una persona de confianza y bastante conocido en el mundo de la colección, entonces me pidieron álbumes completos y es una misión cautivante y estresante, porque tenés que ir de aquí para allá. No busco hacer plata con esto, es un placer, pero claro que cobro $ 22.000 por cada uno“.

Otro coleccionista, para muchos el número uno de la Argentina, que prefiere mantener su nombre oculto, afirma que está muy disconforme por cómo se está moviendo el mercando con estas figuritas. “Me asquea el manejo que hay, totalmente alejado del interés genuino de chicos y grandes. Si bien la colección de figuritas siempre tuvo un dejo de negocio, ahora me parece que hoy es principalmente un negocio para grandes y se advierte cada vez más la manipulación como negocio. Y no pasa por Panini, el fabricante, sino por el acopio indiscriminado”.

Señala este especialista en la materia que “hubo grandes inversionistas que pusieron mucha plata en la preventa e hicieron que durante estos primeros días escasee el material. Hay incluso mayoristas que no tienen. Chicos que van al kiosko y no consiguen y se frustran. En Mercado Libre hay personas que venden, ofrecen en realidad las ‘especiales’ (que van por fuera del álbum) a precios astronómicos para subirles el precio y cobrarlas caras. Eso ya no tiene nada que ver con el coleccionismo”.

“Lo único que te puedo decir es que para este Mundial explotó más que nunca, calculo que por las estrategias comerciales. ¿Si me sorprende por la situación económica? Hay miseria, mucha pobreza, pero bastante poder adquisitivo en los sectores medios, que en vez de ahorrar, gasta lo que dispone en cosas disfrutables. Las figuritas conllevan un montón de aspectos: nostalgia, adrenalina, sorpresa, el mundial de fútbol. En épocas de mishiadura se necesitan pequeñas alegrías como ésta”.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS